La línea de vinos Corralillo toma su nombre de una antigua bodega de vinos existente en el valle de El Rosario, en donde se producían vinos de la centenaria variedad País. Para honrar la tradición de nuestro valle, elegimos dicho nombre y el símbolo que caracteriza nuestras etiquetas.

 

Cada uno de los vinos Corralillo fue producido buscando la mejor expresión de cada variedad dentro de los distintos sectores de nuestro viñedo. Se trata de vinos de gran expresión varietal, alta intensidad aromática, especiados y de una jugosa acidez. Una excelente opción para descubrir lo mejor de cada variedad dentro de nuestro terroir costero.

La línea de vinos Corralillo toma su nombre de una antigua bodega de vinos existente en el valle de El Rosario, en donde se producían vinos de la centenaria variedad País. Para honrar la tradición de nuestro valle, elegimos dicho nombre y el símbolo que caracteriza nuestras etiquetas.

 

Cada uno de los vinos Corralillo fue producido buscando la mejor expresión de cada variedad dentro de los distintos sectores de nuestro viñedo. Se trata de vinos de gran expresión varietal, alta intensidad aromática, especiados y de una jugosa acidez. Una excelente opción para descubrir lo mejor de cada variedad dentro de nuestro terroir costero.

EQ viene de la palabra EQUILIBRIO y representa nuestro compromiso con la naturaleza, manifestado en la búsqueda de un perfecto balance entre la vid, el suelo y el clima en nuestro viñedo, para ofrecer vinos equilibrados, elegantes y de gran calidad. Cada uno de los vinos de la línea EQ, es un vino elegante y fiel a su terroir de clima frío y antiguos suelos graníticos.  Son vinos de gran complejidad, con muchas capas de aromas y sabores, llenos de sutilezas y con una estructura y acidez que garantizan un elevado potencial de guarda.

La familia Matetic ha sido pionera en el cultivo de Syrah en el frío clima del valle de San Antonio. En los antiguos suelos de origen granítico del fundo El Rosario, las uvas maduran lentamente para dar origen a la mejor materia prima. El manejo orgánico y biodinámico del viñedo logra mantener su equilibrio natural y permite que éste exprese su auténtica calidad. Para este vino seleccionamos tan solo 2  de los más antiguos cuarteles de Syrah, plantados en  posiciones bajas de la ladera del viñedo El Rosario, produciendo una cantidad limitada de 300 cajas. La tecnología de la bodega de vinos se mezcla con la tradición. La óptima calidad de las uvas, el cuidado de cada detalle y la pasión por el Syrah, dan origen a este vino excepcional.